InvasiónRM

Valentín Elizalde

Entérate

4 historias inspiradoras que debes conocer sobre los inicios de El Dasa

febrero 13, 2017
Foto de portada: Página oficial

El Dasa es uno de los cantantes más carismáticos, atrevidos, extrovertidos y talentosos de los últimos años. Empezando desde abajo, este plebe siempre tuvo a la música como su gran pasión. Gracias a su dedicación y talento, hoy por hoy, no hay nadie quién se resista a sus pasos de baile y su potente voz.

Lleno de planes para este 2017, El Dasa ha arrancado el año de una forma espectacular al interpretar una rola para el disco “Tributo a Valentín Elizalde”. El tema en cuestión es ‘La Papa’ y tras escucharlo, se darán cuenta de que nadie más la pudo haber interpretado de igual forma.

¡Historias sobre los primeros pasos de El Dasa en el mundo de la música!

01. Aunque ha demostrado tener un talento único para el canto y el baile. Nadie se imaginaba que El Dasa se convertiría en lo que es hoy en día. De hecho, su madre cuenta que de un día para otro despertó con la idea de ser cantante. Esto ocurrió a sus 14 años pues antes, tenía la mira para dedicarse al deporte.

02. La primera oportunidad de El Dasa llegó cuando se coló a los 15 años de una morrita porque una de sus bandas favoritas iba a tocar. Se traba de Banda La Aventurera y se las arregló para subirse al escenario a cantar con ellos. Tras dejarlos con la boca abierta, lo invitaron a sumarse a sus filas, aunque en ese entonces, el pelirrojo era tan chamaco que tuvo que pedirle permiso a su mamá para que lo dejara participar.

03. Un día, El Dasa decidió ir a probar suerte a Los Ángeles. Uno de sus primeros trabajos fue en un negocio de telas. Él se encargaba de cargar las telas pero lo corrieron por ser indocumentado. A la par, cantaba los fines de semana en un restaurante llamado Las Tunas.

04. En su paso por Los Ángeles, El Dasa tocó muchas puertas durante varios meses pero jamás tuvo éxito hasta el día en que conoció a Gilberto Hernández, pues este plebe le consiguió chamba como chofer de los mariachis de Vicente Fernández. Tras volverse compa de ellos, previó a un concierto, uno de los músicos fue por don Chente y éste lo escuchó para quedar encantado con su voz. Esa misma noche, lo invitó al escenario para cantar a dueto con él. Desde ahí, la carrera de El Dasa ha ido para arriba.